Pilauco: ¿evidencia definitiva de un choque cósmico?

Hace 13 mil años el planeta se recuperaba progresivamente tras un largo período glacial. A pesar de ciertos altibajos, la temperatura subía, los bosques se expandían y numerosas formas de vida se propagaban colonizando territorios otrora cubiertos por enormes masas de hielo. Todo indicaba que la Tierra entraba en una nueva era de condiciones menos inhóspitas. Entonces, algo pasó.

Sigue leyendo

Anuncios