El casi olvidado enjambre sísmico de Hornopirén

En mayo de 2008 toda la atención mediática se la llevaba, con razones de sobra, la erupción del volcán Chaitén y sus impactantes imágenes. Con el pueblo semidestruido y el volcán aún rugiendo con furia, la naturaleza aún guardaba una sorpresa bajo la manga, la que sólo añadiría suspenso y dramatismo a la situación.

Sigue leyendo

Anuncios

Han pasado 6 años…

…desde que entrara en erupción el casi desconocido volcán Chaitén en el sur de Chile aquel 2 de mayo de 2008. También marca el inicio “oficial” de mi interés por los volcanes, aun cuando 4 meses antes entraba en actividad el Llaima, unos 500 km más al norte. Este hecho me abrió los ojos de una realidad muchas veces ignorada, a pesar de verla diariamente en el paisaje. Lo que vino después es conocido: evacuación de casi 5 mil personas, la destrucción por lahares y la incertidumbre de sus habitantes ante un eventual regreso. En la actualidad, la ciudad sigue ahí, congelada en el tiempo, con sus casas destruidas y el río cruzándola por la mitad, mientras varios han regresado para reavivar la esperanza de recuperar la vida de antaño. Por ahora, el gobierno central reevaluará las opciones de reconstrucción (ver post anterior) aumentando las incertezas. Lo bueno: a partir de aquel fin de semana largo de 2008 (igual al de ahora, 2014) se implementó una red de vigilancia volcánica a la altura de los requerimientos, demostrando los efectos de una adecuada política de estado.

chaiten

La cima del domo del volcán Chaitén bajo un cielo estrellado – Foto: Francisco Negroni

Los dejo con una galería de imágenes que resume las consecuencias de este impactante evento natural.