La (in)utilidad del programa espacial chileno

La globalización que ha vivido el mundo en los últimos años ha significado que las fronteras ya no sean impedimento para múltiples áreas: comunicaciones, economía, trabajo, viajes, tecnología, entre muchas más. Una de ellas, que parece cada vez menos infranqueable, es la de la exploración espacial. Es innegable que las grandes potencias llevan una ventaja inmensa con respecto al resto de los países, pero constantemente entran nuevos actores en escena, aunque sea paulatinamente y con objetivos no tan ambiciosos como llevar gente a Marte. Chile es uno de ellos.

Los esfuerzos de nuestro país para incorporarse a este cada vez mayor grupo han sido enormes con resultados no muy alegres. Seguramente muchos recordarán la expectativa generada por el primer satélite, Fasat Alfa, lanzado en 1995 desde Baikonur, Kazajstán. Todo parecía ir de acuerdo a lo planeado hasta que el sofisticado procedimiento empleado para separarlo de su nave madre (hacer volar unas fijaciones con explosivos) falló estrepitosamente, quedando unido a ella permanentemente. Al menos no fue culpa de los chilenos. En 1998 fue lanzado el Fasat Bravo, que tras sólo 3 años sufrió problemas con su batería, acortando drásticamente su vida útil.

Hace un tiempo tuve la oportunidad de asistir a una charla de la Fuerza Aérea de Chile (Fach) acerca del tercer satélite chileno, el Fasat Charlie, lanzado en 2011, oficialmente conocido como Sistema Satelital de Observación Terrestre (SSOT), sobre los aportes de éste al desarrollo del país. En ella se mostraban interesantes imágenes de, por ejemplo, el Estadio Nacional o el Parque O’Higgins de Santiago, captadas por el aparato, con una calidad que nada envidiaba a lo que se puede ver en Google Earth.

Charla spbre el fasat Charlie - Archivo personal

Charla sobre el fasat Charlie – Archivo personal

Los principales objetivos del satélite son obtener información para la planificación urbana y cartografía. Otras aplicaciones incluían el monitoreo de peligros naturales, como inundaciones, incendios forestales y erupciones volcánicas, entre otras. Se estima que su vida útil se prolongue hasta 2020 (otras informaciones hablan de sólo hasta 2017), pero debido a las complejidades del proceso, ya se está trabajando en su sucesor, el Fasat Delta, que en teoría debería ser lanzado ese año. La intención a largo plazo es contar con tecnología en órbita más avanzada que realice funciones de telecomunicaciones o radarmétricas.

Proyección espacial de Chile - Archivo personal

Proyección espacial de Chile – Archivo personal

Todo muy lindo, pero ¿vale la pena invertir tantos recursos en algo del que escasamente conocemos sus logros? El valor estimado del nuevo satélite es del orden de US$ 100 millones, mientras el anterior costó US$ 72 millones. Al estar su operación a cargo de la Fach, su principal función es militar en apoyo de la defensa nacional, pero siempre se ha destacado su potencial civil. Precisamente, una de las grandes críticas que se le hacen a estos proyectos es la dificultad para acceder a información para uso civil, especialmente porque hay que pagar para ello, a través del Servicio Aerofotogramétrico. Cifras que no suelen ser muy bajas, según el listado de precios publicado, más IVA.

Podrán pensar que es un tema de recursos, que está bien que vendan la información porque no sobra el dinero, o por asuntos de seguridad, porque nadie dice que tengan que revelar información sensible. Sin embargo, agencias internacionales, como la Nasa y la ESA (Agencia Espacial Europea), a pesar de los exorbitantes gastos en programas espaciales, tienen a disposición del público material de primerísima calidad, al día… y sin costo. En la página del SSOT podemos acceder a fotos satelitales de Chile y el mundo que con suerte tienen una resolución para pantallas de hace 15 años. Ya saben lo que hay que hacer si quieren algo mejor. Esta es una observación que ha hecho gente que trabaja en estas materias, no es algo que haya inventado yo.

Imagen del Volcán Calbuco tomada por el Fasat Charlie - Fach

Imagen del Volcán Calbuco tomada por el Fasat Charlie – Fach

Como si esto fuera poco, en un resabio de otros tiempos que no ha sido corregido, la Fuerza Aérea le vende al Estado imágenes satelitales por US$ 700 millones anuales. Sí, a pesar de que la Fach es mantenida con fondos del presupuesto nacional, además se les debe cancelar por un servicio prestado a su propio financista. Ridículo por decir lo menos. Urge mejorar ese asunto.

La anunciada creación de un Ministerio de Ciencia y Tecnología puede ser la ocasión ideal para que estos temas dejen de estar al amparo exclusivo de las fuerzas armadas, incorporando elementos civiles y así lograr una mayor integración con la comunidad, con el fin de que se logre apreciar la verdadera utilidad de estas inversiones y no parezcan sólo un proyecto militar más. De esta manera surge la necesidad de revivir la Agencia Chilena del Espacio, que sólo funcionó como un Consejo Asesor durante algunos alos, pero como una auténtica institución dedicada al desarrollo de las ciencias espaciales en nuestro territorio, no sólo en lo tecnológico, sino en la divulgación del conocimiento.

El camino ha sido largo, pero el trabajo bien hecho da frutos. Por eso los paréntesis en el título, ya que tengo confianza en que sólo será eso, un paréntesis. Espero que no termine como dice, casi resignado, Klaus Von Storch, quien ha encarnado (y envejecido esperando) por varios años el sueño de muchos de ver un chileno mirando el planeta desde más allá de la atmósfera:

“Por último que lancen mis cenizas al espacio”

Klaus Von Storch, eterno candidato a astronauta chileno - La Tercera

Klaus Von Storch, eterno candidato a astronauta – La Tercera

Enlaces de interés:

Grupo Operaciones Espaciales Fach: Página oficial

Hoy Chile: Entrevista a Klaus Von Storch

Radio U. de Chile: Venta de imágenes de la Fach al Estado

Anuncios

Tus aportes son muy valiosos, por favor no dudes en comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s