¿Qué pasa con el Volcán Osorno?

Hace varias semanas se viene observando un curioso fenómeno en la cumbre de este icónico volcán: una extensa zona sin hielo ni nieve que alcanza casi hasta el punto más alto de la montaña. Sin duda esto ha causado asombro y preocupación entre los habitantes y turistas, acostumbrados a ver de riguroso blanco a este constante protagonista de postales y fotografías. La pregunta es una sola: ¿qué está sucediendo?

Fue un excursionista habitual de la zona quien puso la voz de alerta: los hielos milenarios del volcán Osorno se estaban derritiendo, algo que según él, no había ocurrido antes. Desde ese momento, numerosas personas, especialmente en redes sociales, han puesto en evidencia la escasa cobertura glaciar que presenta el volcán, apreciable desde considerable distancia. Como suele ocurrir, las especulaciones no se hicieron esperar, las cuales van desde el calentamiento global hasta que se avecina una erupción.

Inusual imagen del Osorno casi sin nieve, desde Las Cascadas - Erwin Opitz

Inusual imagen del Osorno casi sin nieve, desde Las Cascadas – Erwin Opitz

 

La verdad, es que no es una situación nueva, pero sí bastante llamativa. Ya en abril de 1993 una foto mostraba una mancha oscura, sin nieve, en la parte superior del cono.

La leyenda de la época, recogida en una antigua página sobre volcanes, señala: “Note las irregulares áreas de derretimiento de nieve bajo la cumbre; parece que la roca bajo el hielo glacial está expuesta. No se sabe qué tipo de procesos llevó a este inusual derretimiento (las especulaciones van desde grandes avalanchas de nieve, pasando por el efecto de la capa de ozono, hasta una mayor actividad fumarólica)”

Mancha sin nieve en ladera noroeste, abril 1993 - Christian Brellenthin

Mancha sin nieve en ladera noroeste, abril 1993 – Christian Brellenthin

Más adelante, el año 1995, en el mes de mayo, hubo inquietud entre la población y autoridades, puesto que tanto el Calbuco como el Osorno presentaban una disminución importante en la nieve que, casi en invierno, debía cubrirlos. Mientras el primero mostraba su cráter totalmente desnudo y con algunas fumarolas, el segundo dejaba ver profundas grietas en el hielo, también acarreando los temores de una eventual erupción.

En los últimos años, la otrora extraña mancha es común durante la época veraniega, pero durante 2016 ha llegado a niveles nunca vistos. Una extensa temporada estival, con escasa precipitación, prolongada aún hasta abril con temperaturas de casi 20 grados, son parte de la explicación, que tiene una raíz más profunda: el cambio climático.

La ciudad de Puerto Montt, a unos 50 km al suroeste del volcán, registró en 2016 el marzo más seco desde 1964, con poco menos de 40 mm. En contraste, para el mismo mes de aquel año, superaban los 200 mm. La disminución generalizada de precipitaciones en estas décadas forma parte del ya famoso cambio climático que afecta al mundo de diversas formas. Una de las más conocidas es el retroceso de los glaciares de la Patagonia, en algunos casos varios kilómetros en pocos años. Los volcanes nevados no escapan a este fenómeno.

Un estudio que trata sobre las variaciones de los glaciares en volcanes chilenos es determinante en el tema. Utilizando registros pasados y comparándolos con otros más recientes, los resultados no dejan lugar a dudas: los volcanes han perdido importantes volúmenes de hielo. En el caso del Osorno, mientras en 1961 el área glaciar llegaba a 10.88 km2, en 1987 había disminuido a 7.80 km2, llegando en 2005 a 5.60 km2, prácticamente la mitad en 44 años.

Importante retroceso en el glaciar del Osorno entre 1961 y 2005. Foto ASTER - Rivera y Bown (2013)

Importante retroceso en el glaciar del Osorno entre 1961 y 2005. Foto ASTER – Rivera y Bown (2013)

Ahora bien, otra de las preocupaciones de la gente es que esta falta de nieve se deba a que el volcán se esté “calentando” para hacer erupción. Este temor se vio acrecentado por un sismo magnitud 3.1 registrado la tarde del 28 de marzo al sureste de Puerto Octay. Rigurosamente hablando, su gran profundidad (casi 90 km) y lejanía del Osorno (más de 20 km al oeste, en el centro del lago Llanquihue), lo convierten en un típico sismo de subducción no relacionado a actividad volcánica.

Sin embargo, una información aparecida durante el lunes 4 de abril captó mi atención. Residentes del sector de Las Cascadas denuncian haber sentido varios temblores  durante los últimos días (inicios de abril), lo que, obviamente, ha causado inquietud. Hasta el momento ningún organismo oficial se ha manifestado sobre alguna anomalía en el comportamiento del volcán. En lo personal, creo que los ruidos pueden deberse al gran agrietamiento de los hielos o eventuales derrumbes en zonas descubiertas, aunque desconozco si pueden llegar a causar sismos perceptibles, lo que instrumentalmente sí ocurre frecuentemente.

Son precisamente las enormes grietas las que pudieran causar una gran avalancha hacia el lado sur, sector sin tanta radiación solar que mantiene bastante hielo. De continuar la escasa pluviometría y altas temperaturas puede convertirse en un escenario más que probable y de insospechadas consecuencias.

Profundas grietas en la ladera sur del volcán, visibles a decenas de kilómetros - Erwin Opitz

Profundas grietas en la ladera sur del volcán, visibles a decenas de kilómetros – Erwin Opitz

Nótese el tono grisáceo de los hielos, exponiendo el adelgazamiento que ha sufrido durante las últimas semanas. El factor atmosférico queda  evidenciado en la siguiente imagen, donde se aprecia la diferencia entre el lado norte (izquierda) y el sur (derecha), producido por la asimétrica radiación solar recibida.

Enorme contraste entre las caras norte y sur del Osorno - Francisca (@titialemparte)

Enorme contraste entre las caras norte y sur del Osorno – Francisca (@titialemparte)

Finalmente, y a modo de resumen, podemos concluir que el fenómeno visto en el volcán Osorno corresponde a un proceso normal de disminución estival de la cubierta glacial, que ha sido acentuado enormemente por las consecuencias del cambio climático o calentamiento global que afecta al planeta, redundando en largas temporadas secas y cálidas que se han hecho cada vez más frecuentes.

De todos modos, de entrar en erupción (ahora o más adelante), lo esperable y conocido sería una erupción estromboliana, como las del Villarrica o Llaima, con algo más de cenizas, la que puede ocurrir por el cráter principal de la cumbre o por fisuras en sus laderas, como la del Lonquimay en 1988, que dependiendo de la cantidad de nieve acumulada puede ocasionar extensos lahares. Existen antecedentes de erupciones más explosivas, mucho menos frecuentes, pero no por ello descartables. Además, se espera que cualquier actividad sea precedida por una importante actividad sísmica. Las zonas más afectadas serían las laderas, incluyendo Las Cascadas, Petrohué e incluso Ensenada, fuertemente golpeada por la erupción del Calbuco.

Actualización 5 abril: Onemi confirmó, en base a información de Ovdas, que el viernes 1 y lunes 4 de abril se registraron 2 sismos, de magnitudes 2.3 y 2.6 respectivamente (no se dice si  son VT o LP), en el volcán Osorno. Estos temblores pudieron ser percibidos por la población cercana, pero se mantiene la alerta verde, es decir, la actividad volcánica sigue en su nivel base o normal, al menos por ahora. Es importante señalar que durante el mes de marzo fueron detectados 31 sismos en el volcán, el mayor de magnitud 1.2, siendo un mes común en su historial. Acá el enlace con los detalles.

Act 6 abril: No sé cuándo la subieron, pero en la página del CSN apareció un informe dando cuenta de un sismo de magnitud 2.5, a 16.9 km de profundidad, a unos 13 km al oeste de Petrohué, a las 5:21 am local (GMT-3), bajo el volcán. Supuestamente si lo publica esta institución es de origen tectónico, por lo que estaría asociado (en teoría) a alguna falla ya que lo que informa el CSN no debería ser informado por Ovdas y viceversa, pero es muy posible que sea de tipo VT, aunque al ser menor a 3.0 no se publicó un REAV.

Sismo del 4 abril en cercanías del volcán (marca amarilla) - Google Earth

Sismo del 4 abril en cercanías del volcán (marca amarilla) – Google Earth

Act 4 mayo: El RAV de abril señala que se registraron 237 sismos en el Osorno, 6 VT y 231 LP, más del doble que alguno de los meses con mayor sismicidad en los últimos años. Tal aumento es atribuido a la instalación de nuevo instrumental (bien!!) cercano a la masa glaciar de la cumbre, permitiendo un mejor registro de la actividad. El LP más importante fue de magnitud 2.0.  También, como se ha visto, puede ser debido al gran deshielo de la cumbre observado este año, algo usual en volcanes con cobertura glaciar. Sin embargo, de los 6 VT reportados, el mayor alcanzó una magnitud de 2.9 con epicentro a 5.8 km al SO del cráter principal, con una profundidad de 10 km. Si hubiese llegado a 3.0, un REAV se habría emitido. El informe considera estos VT como cualitativamente importantes, pero la energía liberada se mantuvo baja. De esta manera, se sostiene la alerta verde volcánica, con especial atención.

El Calbuco tuvo un sismo 3.0 menos de 1 año antes de su erupción, por lo que hay que esperar qué pasa en mayo…

Adicionalmente acá les dejo una entrevista al Director de la Onemi Los Lagos, Alejandro Vergés, sobre este y otros temas, hecho a Patagonia Radio TV: Video

Referencia:

Andrés Rivera y Francisca Bown, 2013: “Recent glacier variations on active ice capped volcanoes in the Southern Volcanic Zone (37°-46°S), Chilean Andes”

 

Anuncios

3 pensamientos en “¿Qué pasa con el Volcán Osorno?

  1. Hola, estuve cinco días en el refugio Teski del volcán Osorno, la primera semana de mayo de 2016. El volcán no presenta síntomas calóricos, ni tampoco percibí sismos ni rodados de rocas o nieve. Desde los 1.600 metros hasta la cima, hay unos 10 cm de nieve que han cubierto las zonas desglaciadas. Bajé caminando hasta Ensenada (15 km) y se observa todoa normal.

    Saludos

    Andrés Figueroa Z.
    https://www.facebook.com/estrictorigor

    • Hola, gracias por tu descripción. Mi idea original era mostrar que el aspecto climático es el que prevalece en el deshielo. Lo de los sismos surgió mientras lo escribía, pero son cosas diferentes, aunque hubiese una erupción próximamente.

Tus aportes son muy valiosos, por favor no dudes en comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s